Frecuentemente cuando platico con mis amigos y se toca el tema de los gastos de viaje recibo caras de sorpresa al comentar que durante estos tres meses he gastado algo así como cuatro dolares diarios en promedio.

¿Duermes en los parques? ¿cómo te alimentas y qué hay de los pasajes? son preguntas bastante frecuentes, y responderlas no es sencillo. Lo que tengo que decir no será nuevo en internet (hay numerosos viajeros por ahi arreglándoselas con un bajo presupuesto), no obstante lo compartiré para que todos aquellos que me conocen sepan de primera mano cómo es esto de viajar con poca lana, y los que no me conocen tengan a su disposición un testigo más de lo fácil y económico que es viajar en nuestros tiempos.

   En este post abordaré las tres fuentes básicas de gastos cuando se está de viaje: Transporte, Hospedaje y Alimentación.

1. Transporte

1.1 Aereo

   En general, mientras más flexible se es en el destino más económico puede resultar alcanzarlo. Para buscar vuelos económicos se tiene la fabulosa herramienta de skyscanner, el cual es un motor de búsqueda de aerolíneas  que te da una lista de vuelos en orden según el costo. Recientemente he conseguido un vuelo desde Dublin hasta Oslo por sólo 360 pesos mexicanos (jmmm, ahora ya saben cuál será mi próximo destino).

   1.2 Terrestre

Ahora si viene lo más interesante: viajar por tierra. Cuando comencé a viajar de aventón (o auto-stop o de dedo o como sea), hacia principios de septiembre de 2014 por el sur de México comencé con bastante escepticismo. ¿Sería seguro viajar de ese modo? ¿sería fácil? ¿sería rápido? Y de inmediato me di cuenta que en cuanto a la seguridad se trata, el que va conduciendo tiene tanto miedo como el que pide aventón, pero la clave del éxito está en confiar: el mundo no es tan perverso como se nos quiere hacer creer, sólo hay que tener un poquito de sentido común (el más raro de los sentidos, según se dice por ahí).

   “Hoy en día la gente ya no levanta viajeros, eso es de hace cincuenta años” he oído decir a quienes les cuento que viajo de aventón, y con rostros desencajados escuchan todas las estupendas anécdotas que tengo para contar. Durante dos meses y medio estuve viajando de este modo por Inglaterra teniendo que esperar, en promedio, unos veinte minutos o media hora para ser levantado (a veces uno espera más tiempo por los autobuses).

   Pero viajar de aventón no es tan sencillo como simplemente pararse a un lado de la carretera y levantar el pulgar. Hay que aprender ciertos tips para hacerlo de modo eficiente, y conforme se aprenden los modos se va reduciendo el tiempo de espera también.

   Así pues, una vez en el país que se quiere viajar, yo no consideraría gastos de transporte pues básicamente se puede evitar si se está dispuesto a caminar un poco y confiar en la gente.

   La comunidad de viajeros de aventón está creciendo nuevamente en el mundo, y hay algunas comunidades en internet donde la gente cuenta sus experiencias. Así pues, yo diría que viajar de este modo no es sólo económico sino más interesante, pues se conoce cualquier cantidad de personajes peculiares.

   Otras herramientas están surgiendo en internet para reducir los costos de transporte entre ciudades, como es el caso de blablacar (ya bastante madurita y útil en todo el mundo) u otras similares que uno puede encontrar en la red, no obstante estas herramientas se basan en compartir gastos de viaje, que aunque es una idea estupenda, yo no he practicado aún. Bastante útil sin duda para viajar a ciudades grandes, donde un aventón puede dejarte en las afueras y con muchos kilómetros por caminar para alcanzar el centro, mientras blablacar te puede dejar en el centro por un costo mínimo.

1.3 Por Mar

   Por mar no tengo mucho que decir, pues no lo he hecho más que en dos ocaciones, y la primera fue bastante cara, desde la península de baja California hasta Mazatlán (casi mil pesos hace ya un par de años). No obstante, luego de gastar tanto en aquel Ferry mexicano me enteré por medio de un chofer de camión que resultó muy platicador, que en los ferrys se puede también viajar de aventón. Un amigo en Worcester, Inglaterra, me ha dicho que igualmente, viajando en Ferry desde el sur de la Gran Bretaña hasta Francia es posible viajar de aventón. El método se basa en el hecho de que la gente paga por coche y no por persona al abordar, de modo que si te subes a un coche, el conductor no tendrá que pagar extra por ti. Yo no he viajado todavía de este modo, y se que  no es posible hacerlo en todos los puertos (de Gales a Irlanda no fue posible hacerlo, por ejemplo), no obstante lo intentaré en la primera oportunidad.

2. Hospedaje

2.1 Ciudades y pueblos

   Couchsurfing es la respuesta. Y aunque no funciona tan bien como podría (hay millones de virtuales usuarios, pero hay muchos que lo usan sólo cuando están de vacaciones). Y quizá muchos de ustedes dirán: “muy bien, muy bien, pero ¿qué diantres es couchsurfing?” Bueno, vayan al sitio web (couchsurfing.org) y descúbranlo. A grosso modo se trata de una gran comunidad cibernética donde viajeros ofrecen sus hogares para que otros viajeros se hospeden por dos o tres noches. Nuevamente, antes de comenzar a viajar yo era escéptico acerca de la seguridad de hospedarse en la casa de un completo desconocido, e intentarlo ha cambiado comlpetamente mi vida. Nuevamente me di cuenta de que los seres humanos no somos tan terribles como se nos quiere hacer creer en los medios de comunicación. Además, couchsurfing funciona por medio de referencias; cada vez que te hospedas u hospedas a alguien puedes obtener una referencia de esa persona. Así pues, cuando estás buscando un lugar para hospedarte, vas a las referencias y te das una idea de como interactúa la persona que estás considerando. Sumado a esto está el perfil de los usuarios, donde cada quien pone sus intereses, habilidades, etc. así como fotografías. Hasta ahora me he hospedado unas treinta veces utilizando couchsurfing (en México, la Gran Bretaña e Irlanda) y he tenido puras buenas experiencias. Otro sitio para hospedarse es helpex y wwoofing, los cuales yo mismo no he intentado, mas puedo dar uno o dos comentarios al respecto (mira la sección 2.2).

   En el mundo hay mucha gente hospitalaria… no obstante couchsurfing se concentra principalmente en las ciudades, y puede resultar a veces complicado encontrar un lugar en el campo, pero ahí es precisamente donde entran los otros dos sitios web, como mencionaré en la siguiente sección.

2.2 Granjas

    Visitar granjas en otros países ofrece una gran oportunidad para conocer las comunidades autóctonas y tradicionales. Para hospedarse gratuitamente en granjas existen dos sitios web principales: WWOOFing y helpex, la idea de los cuales es básicamente ir a trabajar a algún lugar (tres o cuatro horas cinco o seis días a la semana) obteniendo hospedaje y alimentación a cambio. El primero basado sólamente en granjas orgánicas y el seguindo en cualquier cantidad de oficios y labores (útil para encontrar hospedaje en las ciudades también). Yo mismo no he usado aún (espero hacerlo pronto) ninguna de estas herramientas, pero conozco gente que lo ha hecho, y en general coinciden en que aunque WWOOFing es fantástico, es un tanto desventajoso debido a que las cuotas de inscripciòn son altas y debes inscribirte para cada país por separado, mientras que en helpex la cuota es más modesta y funciona a nivel mundial. He ahí un par de herramientas a considerar.

2.3 Monasterios

   Finalmente están los monasterios. Yo considero que no somos seres humanos viviendo una experiencia espiritual sino seres espirituales viviendo una experiencia humana. Bajo este lema, yo mismo he encontrado en los monasterios sitios ad hoc para crecer como ser espiritual (y humano). En todo el mundo (casi) se encuentran templos budistas donde es posible internarse como visitantes bajo ciertas condiciones (las más de las veces en necesario cooperar en labores diarias en la cocina o mantenimiento, y practicar meditación en algunos momentos). Además de los templos budistas están las abadías y monasterios cristianos, los cuales aceptan también visitantes, las más de las veces, siempre y cuando participes de sus rituales. Esta es una herramienta bastante llamativa también pues los templos y monasterios suelen estar ubicados en lugares sumamente hermosos y alejados de las ciudades.

Así pues, empleando cualquiera de estas herramientas es posible evitarse también los gastos de hospedaje, con lo cual llevamos una suma total (transporte más hospedaje) igual a cero.

3. Alimentación

Finalmente llegamos al punto fino y que en efecto puede causar gastos, la comida. Si hay algo que el ser humano no puede dejar de hacer es comer. Ahora, hemos visto ya que en los monasterios y granjas uno da algo a cambio, y en general se obtiene el hospedaje y la alimentación, y las más de las veces (así lo he hecho yo), al dejar las granjas o monasterios uno puede tomar consigo comida para la jornada de viaje que le espera, de modo que desayunando en la granja o monasterio, tomando comida para la jornada de viaje y cenando en el siguiente lugar de hospedaje uno puede evitarse, también, el gasto en la comida.

   En las ciudades es diferente, pues en couchsurfing no se trabaja, de modo que no es posible esperar ser alimentado por las personas que lo hospedan a uno. Pero aquí he encontrado yo un factor que ayuda a reducir gastos. Durante mi experiencia con couchsurfing yo he tendido a contactar a familias y gente mayor (preferencias personales) y poco a poco me di cuenta de algo. Donde comen dos comen tres, y las familias las más de las veces no te dejarán salir de casa sin comer con ellos o tomar algo para el camino (“oh no oh no, you are my guest” dicen a menudo). Otra melodía toca cuando uno se hospeda con jovenes estudiantes, donde invariablemente es necesario llevar la comida y a veces hasta cocinar para ellos.

   Así pues, si se maneja con buen sentido, uno puede prácticamente evitarse también el gasto en las comidas, y viajar por el mundo prácticamente sin gastar un centavo. De momento esto es todo lo que tengo que decir, así que los dejo para salir a dar una de mis caminatas, ahora por el sur de Irlanda.

¡Felices viajes!

Anuncios