video-1Cuando hice mi primer viaje fuera de México, a Europa, el gasto más pesado fue el de boletos de avión, pero aún así logré gastar menos que muchas personas con las que he platicado. Mis boletos de ida y vuelta juntos sumaron algo así como 9 o 10 mil pesos. De Dublin a Oslo encontré un vuelo por €14, de Oslo a Varsovia volé por sólo €4. Y en mi vuelo de vuelta a México habría gastado aún menos de no haber sido porque lo hice un poco con prisas…

En todo caso, y aunque no soy un experto en la materia, me permitiré compartir con ustedes un poco el cómo encuentro mis vuelos baratos. La receta es muy sencilla:

1. Sea flexible (AKA no se ande a las carreras).

2. Creo que no hay #2…

En cierta ocasión, antes de comenzar a viajar, leí a una blogera que decía algo así como: “¡esque viajar es barato! cuando no se anda uno con prisas”… y en mis nueve meses de vagabundear por Europa lo confirmé felizmente.

Mis boletos, pues, los encuentro con un motor de búsqueda de vuelos llamado Skyscanner, y de eso les quiero platicar aquí, así que les cuento rápido:

1. Un poco de historia para no perder la costumbre.

opengraphBueno, sí, básicamente este es un post sobre Skyscanner, el motor de búsqueda de vuelos. Hay quizá alternativas, pero a mi me funciona muy bien este, así que les cuento:

Skyscanner surgió, y esto lo tomo casi todo de Wikipedia, en 2001 cuando tres amigos: Gareth Williams, Barry Smith y Bonamy Grimes, se encontraron en aprietos al buscar vuelos baratos. Luego de intensas pláticas, surgió el proyecto.

Skyscanner Versión 1 arrancó en 2002 y en 2003 contrataron al primer empleado para el desarrollo de la página. En 2004 abrió la oficina de Edimburgo y ya para el año 2013 la compañía empleaba más de 180 personas. Se convirtió, pues, en un éxito del mercado: para el 2012 tenía una facturación anual de £93 millones.

2. Guía rápida de uso de Skyscanner…

2.1 Presentación de la página de inicio.

Realmente la página es muy amigable. La imagen que aparece a continuación es la actual de inicio del buscador.

SK1En la pagina de inicio vemos, pues, que skyscanner luce como una página cualquiera de reservación de vuelos. Hay una pestaña de “origen” y una de “destino“, opciones para búsqueda de “solo ida” o “ida y vuelta“, “fecha“, “número de pasajeros” etc. Además, en la parte inferior izquierda nos muestra una lista de vuelos baratos desde nuestra localización actual. En la parte superior derecha está la pestaña para modificar idioma y el tipo de moneda.

2.2 Algunas opciones de búsqueda.

SK2   Como ya dijimos, la flexibilidad es la clave. En Skyscanner conocen muy bien esta máxima y en su página web ofrecen varias opciones de flexibilidad. En general yo busco boletos sólo de ida, de modo que selecciono esa opción. En destino podemos elegir una opción que dice “cualquier lugar“; para ello basta con escribir cualquier letra en destino, e inmediatamente se nos muestra una lista de los países que comienzan con dicha letra, y al final la opción para cualquier destino.

En cuanto a la fecha, existen dos grados de flexibilidad para Skyscanner: “mes completo” o “mes más económico” cuyo título es tan descriptivo que no considero necesario explicarlo.

2.3 Definiendo nuestro boleto.

En la siguiente imagen se muestra un ejemplo en que hemos seleccionado boletos de “sólo ida” con “México” como país de origen, “cualquier lugar” como destino,  y mes más económico como fecha… El resultado actual se muestra en la siguiente imagen (tomen en cuenta que cada día los precios varían, de modo que los que ven en la imagen no están disponibles siempre);

SK4

Y bueno, debo confesar que si no fuera porque ya tengo mi próximo vuelo comprado, con esta lista consideraría seriamente uno o dos destinos para mi próximo viaje…

SK5     Cuando seleccionamos algún destino de la lista que nos aparece, Skyscanner nos comienza a guiar por una serie de pasos para definir más puntualmente nuestro origen y nuestro destino (especificando aeropuertos de salida y llegada), al final de lo cual nos resulta una lista de precios, ahora sí con las fechas y aeropuertos especificados en los pasos anteriores, variando solamente según las aerolíneas y escalas. En el presente ejemplo seleccioné Guadalajara como aeropuerto de salida y San José Costa Rica como aeropuerto de llegada, para el día 20 de septiembre del año 2015. El resultado es, pues, el que aparece en la imagen de la derecha.

   Cuando, finalmente elegimos el vuelo de nuestra preferencia, Skyscanner no hace más que mandarnos a la página de la aerolínea en cuestión. El resto depende, entonces, de dicha aerolínea. Algunas agregan pequeñas cuotas adicionales, pero la mayoría (según mi experiencia) mantienen la tarifa intacta.

SK9

Anuncios