Buscar

Viajero sin Propósito

Una lucha en común…

Pensamientos sin propósito…

Desde que no estoy en México, en América Latina, mi corazón late más fuerte a la menor provocación, al más lijero recuerdillo de aquellas tierras, de su gente y su historia.

No, no soy un rojo, pero mis puños se crispan al leer “Las venas abiertas de América Seguir leyendo “Pensamientos sin propósito…”

Anuncios

Chili con Carne – ¡O acerca de algunas conf(e)usiones culinarias!

Hay un dicho que dice: “[persona] precavida vale por dos”. Por ello, y por el cariño que le conservo a mis compatriotas Mexicanos, me he decidido a escribir esta entrada, que para muchos será una revelación. Seguir leyendo “Chili con Carne – ¡O acerca de algunas conf(e)usiones culinarias!”

Los olvidados – Reflexiones en torno a los grupos nómadas irlandeses

No era la primera vez que le preguntaba algo acerca de la historia de Irlanda al viejo granjero, no obstante su reacción fue muy distinta a lo que hubiera visto antes: “¡Tinkers!” dijo alzando la voz utilizando aquel término despectivo, y luego agregó “no querrás encontrarte con uno de ellos, son unos busca líos”. Seguir leyendo “Los olvidados – Reflexiones en torno a los grupos nómadas irlandeses”

Scrabble a la Alemana – o acerca de los diccionarios alemanes

Como hispanohablantes, conocemos muchas clases de diccionarios: diccionarios de sinónimos y antónimos, diccionario de la lengua española, diccionario bilingue, diccionario enciclopédico, onomástico, y qué se yo qué tantas curiosidades diccionariles habrá por ahí ocultas en las librerías de segunda mano. Pero, ¿se han preguntado si los diccionarios son también comunes en otras lenguas?

A mi me surgió la duda hace unos meses cuando, haciéndo gala de mi recién adquirido vocabulario alemán me aventuré a jugar Scrable. Mis contrincantes depositaron al lado de la mesa un regordete libro amarillo que en la portada ponía un título sospechosamente latino: “Duden“. Amante de los libros, sin distinción, como soy, le eché las manos encima y me dispuse a hurgarlo con la mayor diligencia, solo para encontrar que las palabras no tenían ninguna descripción, sino que aparecían unas seguidas de otras, calladitas.

Atendiendo a mi rostro descompuesto, mis camaradas preguntaron si todo iba bien, y yo entonces les pregunté que qué era ese adefecio extraño, y ellos no paraban de decir que era un diccionario Alemán.

Bueno, algo así nunca había visto yo. Pero seguida de mi sorpresa, se hizo presente la de mis compañeros cuando yo empecé a preguntar por algún “diccionario de la lengua alemana”, uno donde se expliquen las palabras. Y ellos me decían “ah! quieres uno ‘español-alemán””. Ellos nunca habían oído hablar de diccionarios donde se colectaran todas las palabras de una lengua, y se definieran una a una. Y eso me puso el mundo de cabeza. Fue como darme cuenta que algo que siempre dí por sentado estaba completamente equivocado…

En general puede uno imaginarse la dificultad que representaría acometer la empresa de colectar “todas” las palabras de la lengua alemana, pues dicho idioma tienen la curiosa característica de que puedes juntar dos palabras que no tienen nada entre sí, para formar un concepto nuevo. Un ejemplo simple (tomado de un papel que tengo a la mano): Zahlungsdienstleisters = servicio de pago. Dicho vocablo aleman se conforma de tres palabras: Zahlung (pago), dienst (servicio) y leister (proveedor).

Así pues, podría pensarse que la cantidad de palabras alemanas  podría ser interminable… y la frontera entre qué es una palabra y qué no, resulta un poco borrosa…DSCF1346

El lado oscuro de Alemania – o de las historias que no se cuentan

“¿Ya viste?”, me preguntó la anciana sin dejar de ver la pantalla de su computadora, “¡en Perú hubo un desastre natural! y protestas en Venezuela, y la situación en México…”, y yo la escuchaba pensativo. Luego deslizé una pregunta: “¿y Alemania?”, sólo entonces dejó de ver el ordenador para mirarme a mi, y con rostro compungido agregó: “demasiado bien… y eso me preocupa”. Y tiene razón en preocuparse, creo yo. Seguir leyendo “El lado oscuro de Alemania – o de las historias que no se cuentan”

Trustroots, esa comunidad hippie – Actualizando una vieja recomendación

Desde la primera vez que escribí acerca de esta comunidad viajera, han sucedido muchas cosas en el mundo y, naturalmente, en esta comunidad.

Comenzando como un proyecto nacido en el genio de integrantes de comunidades como Trashwiki o Hitchwiki Trustroots creció rápidamente, y lo que fue una comunidad abierta ahora es un grupo cerrado, sólo abierto bajo invitación. Así que si no me hicieron caso de unirse hace dos años que publiqué mi entrada acerca de este tema… ahora es digamos… tarde. En todo caso, debo confesar que a mí hasta ahora no me ha servido. Busqué en algunas ocasiones conocer a gente por medio de dicho grupo, pero nunca cuajó nada. Como sea, aquí la información…

Si algún lector está interesado en pertenecer a Trustroots, puede escribirme un mensaje en la sección “Yo también te quiero leer”.

Algunos peligros os aguardan en Europa – Consejos al aventurero novato

Un buen día, caminando por las montañas del este de Europa, no lejos de la triple frontera eslava (Polonia-Ucrania-Eslovaquia) me encontré con una huella singular: una marca redonda, de unos 10 cm de diámetro acompañada de cuatro marcas circulares más pequeñas, a modo de dedos: ¿un perro? Jamás vi un perro con patas tan enormes… ¿lobo, jabalí, venado? Nada de eso. Un oso pardo… Seguir leyendo “Algunos peligros os aguardan en Europa – Consejos al aventurero novato”

¡Alemania por algunos centavos! – pequeña guía para recorrer Alemania y no quedar pobre en el intento

Alemania puede recorrerse de A-a-a a pie con una facilidad preescolar: es algo así como uno de los mejores lugres que yo recomendaría para empezar un viaje de bajo presupuesto en Europa, y en este post les platico por qué y cómo se puede recorrer este país prácticamente si gastar un centavo de sus ahorros, hasta por tres meses… Seguir leyendo “¡Alemania por algunos centavos! – pequeña guía para recorrer Alemania y no quedar pobre en el intento”

¡Razones por las que no deberías ir a Alemania! (¿será?) [pte. 2] – Mi mayor problema con este país

Vivir en alemania no es sencillo. Imagínense que estan disfrutando por primera vez de la dicha de ser padres y un buen día, como dictando una sentencia temprana, reciben una carta donde en el membrete imprimen el nombre del recien nacido. ¿El remitente? La oficina de impuestos…

Seguir leyendo “¡Razones por las que no deberías ir a Alemania! (¿será?) [pte. 2] – Mi mayor problema con este país”

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑